El cuaderno de fresas

El blog de la gente sana. Por Raquel González

Víctimas en positivo: no a la violencia de género

Deja un comentario

Estos días, he tenido la oportunidad de conocer a una de esas mujeres a las que la vida hace más fuerte, desgraciadamente, de forma cruel. Esta mujer, lejos de ocultar su nombre o mostrar su rostro maltratado, decidió salir de la invisibilidad dando un paso de gigante: no sería víctima nunca más, sería superviviente. Su mensaje en positivo alcanza otra dimensión en una sociedad que tiende a girar su rostro ante lo que no le gusta, pero va aún más allá: transmite optimismo a aquellas mujeres que están siendo maltratadas y no se atreven a denunciar porque lo que ven en los medios son víctimas en su desenlace más trágico, no supervivientes.

#PalanteMujer - Mensaje de apoyo a las mujeres víctimas de violencia de género

Se llama Ana Bella y su valentía no solo le ha hecho dejar atrás años de maltrato físico y psicológico sino ayudar a otras mujeres a dar el paso. Su testimonio empaña los ojos, da miedo, pero hace sonreír porque ella y otras como ella han conseguido que su vida cambie, que no se las identifique con el ojo morado porque son supervivientes, no quieren ser víctimas nunca más.

He tenido la ocasión de conocerla en una jornada sobre violencia de género celebrada en Huesca y una de las cosas que más me ha llamado la atención es cómo relata que inicialmente no era consciente de que ella, a pesar de los golpes , los gritos y los abusos, estaba siendo maltratada. Su entorno, reconoce, lo percibía, luego lo supo, pero nadie fue capaz de advertirla, de hacerla despertar. Es más, cuando ya todos tuvieron la certeza y ella le perdonó, su propia familia le recibió con los brazos abiertos, le sentaron a la mesa en Navidad, le hicieron su comida favorita y le obsequiaron con regalos. ¿Por qué nadie le preguntó? ¿Por qué nadie insistió? ¿Por qué todo el mundo aparentaba creerse que los golpes eran fruto de una torpeza inexistente que la llevaba a sufrir accidentes y caídas demasiado sospechosas? Ana Bella se cuestiona todo eso para intentar no sólo que las mujeres maltratadas despierten sino que despertemos todos.

Saber escuchar

En este encuentro, también se ha hablado sobre cómo detectar la violencia y ayudar a estas mujeres. La mujer víctima de violencia de género ve mermada su salud física y psíquica, por eso, acude con mayor frecuencia a los centros de salud, generalmente con signos inespecíficos. Por ello y por su cercanía a los pacientes, las enfermeras son los profesionales idóneos para indagar y activar el mecanismo que haga girar el timón de sus vidas. Para eso, es necesario que tenga en mente esta realidad y que, llegado el momento, pregunten directamente a la mujer si está teniendo problemas con su pareja o si todo va bien en casa.

En la comunicación de las enfermeras con estas mujeres, han explicado, es fundamental crear un clima de confianza y hablar con ellas a solas, escucharlas sin juzgarlas, con empatía, validando sus sentimientos -aunque a veces parezcan contradictorios-, no dudar de sus relatos, hacer las preguntas de forma directa, facilitarles información y ofrecerles ayuda. Todo ello, respetando siempre sus decisiones. Estos consejos, podrían ser perfectamente válidos para el entorno.

Las fases de la violencia

“La violencia de género está llena de tópicos, tópicos como que es propia de sociedades menos avanzadas. La violencia de género no distingue de razas, cultura o religión. De hecho, una de cada tres mujeres europeas reconoce haber sufrido algún tipo de violencia física o sexual”. Así lo ha explicaba María Tardón Olmos, presidenta de la sección 27 de la Audiencia Provincial de Madrid, especializada en violencia de género. Otro error frecuente, añadía, es el de hablar de la violencia de género como de algo pasional: “Es ideológica, no pasional, porque sostiene una idea de sociedad machista en la que el hombre por ser hombre ejerce una supremacía y lo hace a cualquier precio y de forma continuada”.

El estudio de este problema y una casuística que pone los pelos de punta, ha permitido diferenciar la violencia de género de otros tipos de maltrato. En ella, explicaba María Tardón, se distinguen tres fases: acumulación de tensión, explosión y “luna de miel”.

En una primera fase, la mujer empieza a detectar en su pareja gestos y comportamientos desagradables de los que ella se siente responsable. En la segunda fase llegan la violencia, los gritos, las amenazas, el abuso sexual… Y la tercera, la de la “luna de miel”, es aquella en la que el hombre pide perdón, cambia su comportamiento y empieza a tratarla “bien”, le dice que lo que ha pasado es porque la quiere y que si ella le deja es capaz de suicidarse. “La mujer, en esta tercera etapa, se siente desorientada y, si en algún momento se ha planteado denunciar e incluso si ya lo ha hecho, se echa atrás. En este momento, la mujer sufre una anulación de su personalidad”, ha explicado María Tardón.

Sin embargo, este patrón no siempre se cumple y como decía Ana Bella, en su caso, no hubo “luna de miel”, ella siempre era la culpable, siempre era la que tenía que pedir perdón.

El mensaje está claro y en este vídeo veréis qué es de lo que estamos hablando.

Anuncios

Autor: Raquel González

Pequeñas, de un rojo intenso y deliciosamente dulces. Mi padre las cultivaba en su huerto y mi madre las servía bajo una fina lluvia de azúcar. Porque cuidarse es un placer, esas fresas recogen hoy la esencia de este blog que dedico a todos los que os gusta cuidaros o queréis empezar a hacerlo. Como periodista especializada en salud, quiero compartir con vosotros mis conocimientos en esta materia que es mi pasión y mi estilo de vida. Os invito a seguir, compartir y comentar mis post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s