El cuaderno de fresas

El blog de la gente sana. Por Raquel González

Estudio de la pisada: lo que tu huella dice de ti

6 comentarios

El auge del running ha hecho que cada vez más personas acudan a un centro especializado para realizar un estudio biomecánico de la pisada. A menudo, lo hacen porque presentan algún dolor; el análisis permite conocer la causa, instaurar el tratamiento adecuado, prevenir lesiones e incluso mejorar el rendimiento. Sin embargo, no sólo los deportistas pueden beneficiarse de este estudio. En los niños, por ejemplo, un pie plano puede ser la señal de alerta de un problema neurológico hasta ese momento inadvertido. ¿Quieres saber en qué consiste este estudio? ¿Merece la pena conocer lo que tu huella dice de ti? 

Pies_Arena

Para saber en qué consiste el estudio biomecánico de la pisada me he puesto en manos de las podólogas del Centro Clínico Menorca Cristina Lurguíe María y Patricia Fornieles Sáez. Entre sus pacientes se encuentran muchos deportistas, como los miembros del Club de Atletismo S.S. de los Reyes de la Clínica Menorca o de la Agrupación Deportiva Bomberos de Madrid, aunque también acude gente mayor con dolores o problemas de estabilidad.

Al final de este post, incluyo algunos consejos sobre cómo cuidar nuestros pies día a día y os sugiero algún producto de Dr. Scholl que puede ayudaros.

Me han regalado el análisis al comprar mis zapatillas, ¿es lo mismo?

El tiempo de duración del estudio suele ser de una hora. Esto es lo primero que nos llama la atención con respecto a los estudios de la pisada que nos regalan en las tiendas de deporte cuando compramos unas zapatillas. Como apunta Cristina Lurguíe, en las tiendas les bastan diez minutos para hacer su estudio, un estudio básico que apenas nos dice si somos pronadores o supinadores, es decir, si el pie está aplanado y pisamos hacia dentro o si el arco está muy pronunciado y pisamos hacia fuera. Además, añade la podóloga, estos tests se basan en lo que dice un programa informático y el resultado no es interpretado por un especialista sino por el vendedor de zapatillas. A esto, añade Patricia Fornieles que “hablar de pronador o supinador es emplear términos demasiado generales teniendo en cuenta la complejidad del pie”.

Por eso, en centros como el de Clínica Menorca esos primeros diez minutos que bastarían para el test completo en una tienda se destinan a la entrevista a partir de la cual hacen nuestra historia clínica.

Exploración osteoarticular

A continuación, nos tumbamos boca arriba en una camilla para la exploración osteoarticular. Aquí se valoran posibles dismetrías, anteversión de la cadera, etc. Se observa también si los pies presentan durezas, juanetes, dedos en garra… y se evalúan el movimiento de los huesos metatarsianos y la flexibilidad y rotación de cadera y rodillas. Este examen permite detectar ya problemas como la fascitis plantar (inflamación de un ligamento llamado fascia que afecta sobre todo a corredores) o el típico espolón calcáneo (crecimiento óseo que aparece en el talón y que puede ser muy doloroso).

En niños y personas con algún problema neurológico se realiza también una exploración muscular.

En estática

El examen continúa con una exploración en estática. Para ello, nos colocamos de pie frente a un espejo y a partir de ahí empieza un análisis que va de la cabeza a los pies. Esto es importante porque cualquier problema del pie puede tener su origen en el propio pie, pero también es posible que la causa se encuentre en otra parte, como la espalda o la cadera. Conocer el origen es clave para después aplicar un tratamiento.

AnalisisHuella-001

Plataforma de presiones y cinta

Ahora nos trasladamos a la plataforma de presiones que mediante sensores detecta los puntos de presión de nuestro pie, primero en estática y después en dinámica, mientras caminamos. Todos los datos son analizados en un programa informático e interpretados por las podólogas que, además de observar nuestra marcha, la graban para después analizarla en detalle.

Para continuar con el análisis en movimiento, nos subimos a la cinta de correr, donde primero caminamos descalzos y luego corremos con nuestras zapatillas de deporte. Una vez más, esta prueba se graba para posteriormente realizar un análisis pormenorizado. La cinta, por sus características, está más pensada para deportistas que para personas mayores. En general, el estudio biomecánico de la pisada consta de muchas pruebas que se realizan o no en función de la persona y del problema que presente.

Plantillas

Plantillas a medida y en farmacia

Tras el estudio podemos pensar que estamos un poco mal hechos y encontrarnos con alguna “tara” de la que no teníamos la menor sospecha. Esto no quiere decir que necesitemos tratamiento. Nuestro cuerpo se encarga de compensar sus propias alteraciones y a menudo lo hace bien. El problema viene cuando no es así y aparecen las malas posturas y los dolores. En estos casos, puede ser suficiente una plantilla a medida para ayudar a nuestro cuerpo a realizar la compensación, aliviar el dolor y prevenir problemas mayores. En el caso de los deportistas, una adecuada compensación puede ayudar a prevenir lesiones e incluso a mejorar el rendimiento.

En general, 8 de cada 10 personas que acuden a este servicio precisan plantillas a medida, aunque es lógico, ya que la mayoría va porque presenta un dolor importante. Si somos de los que necesitamos plantillas, las podólogas insisten en que estas no son para guardarlas en un cajón sino para utilizarlas todo el año. Eso sí, aseguran que si en verano, por el calor y el tipo de calzado que llevamos, no se emplean, tampoco pasa nada ya que, al final, hablamos de apenas dos meses de auténtico calor en todo el año.

Hay muchas situaciones en las que podemos sentir dolor o cansancio en los pies sin que sea preciso llevar plantillas a medida y puede ser suficiente recurrir a las que actualmente se venden en farmacias, como las plantillas de gel de Dr. Scholl. Existen varios modelos, unos pensados específicamente para deportistas y otros para personas que pasan muchas horas de pie en el trabajo o gente mayor que enseguida acusa dolor en la zona.

Piesniño

¿También para niños?

Todavía son pocos los niños que llegan a este servicio, si bien a edades tempranas este estudio puede ser muy importante porque permite aplicar medidas correctoras. En la edad adulta, sin embargo, ya no es posible corregir y los tratamientos, en general, van dirigidos hacia una adecuada compensación del cuerpo para evitar agravar alteraciones ya existentes.

La utilización de plantillas a medida en aquellos niños que presenten alguna alteración puede evitar en un futuro la aparición de juanetes, dedos en garra e incluso artrosis de rodilla, entre otros problemas.

Por otro lado, cabe destacar que detrás de un pie plano puede haber un problema neurológico, por ello, debemos prestar atención a estos niños. Para Patricia Fornieles, los pediatras no siempre dan a estos casos la importancia que merecen y suelen ser los padres quienes por iniciativa propia acuden al centro al detectar que el niño es más torpe de lo normal o tiene baja tonicidad muscular.

Pies_familia

Cuida tus pies cada día

Lávalos a diario, con agua templada y jabón neutro.

Sécalos bien, para ello puedes utilizar una toalla suave. No te olvides del espacio que hay entre los dedos, es el reservorio ideal de microorganismos responsables de infecciones y alteraciones (hongos, fisuras, grietas…)

Masajea con una crema hidratante específica, mejorará su aspecto y tu bienestar. Evita dejar restos entre los dedos.

Prevén y elimina durezas: evita tacones altos y no olvides la hidratación. Elimínalas si ya han aparecido. Una solución fácil y rápida es la Lima Electrónica Velvet Smooth de Dr. Scholl.

-Si hay que cortar las uñas, siempre rectas.

-Usa medias y calcetines de algodón, lana o hilo. Nuestros pies deben estar calientes pero sin llegar a sudar. Procura que no te opriman, pero que tampoco dejen pliegues. Y, por supuesto, no los dejes a los pies de la cama para el día siguiente. Cámbialos cada día.

-El calzado debe estar confeccionado con materiales nobles (piel, lona…). Evita los de goma o plástico. Suela de material flexible y amortiguado, no resbaladizo. El zapato debe sujetar el pie por el talón y no comprimir los dedos.

El tacón no debe ser muy alto: máximo 4 centímetros. Su base debe ser lo suficientemente ancha para permitir un apoyo firme del talón.

Anuncios

Autor: Raquel González

Pequeñas, de un rojo intenso y deliciosamente dulces. Mi padre las cultivaba en su huerto y mi madre las servía bajo una fina lluvia de azúcar. Porque cuidarse es un placer, esas fresas recogen hoy la esencia de este blog que dedico a todos los que os gusta cuidaros o queréis empezar a hacerlo. Como periodista especializada en salud, quiero compartir con vosotros mis conocimientos en esta materia que es mi pasión y mi estilo de vida. Os invito a seguir, compartir y comentar mis post.

6 pensamientos en “Estudio de la pisada: lo que tu huella dice de ti

  1. Realmente interesante, no tenemos ni idea de las cantidad de cosas que desconocemos de nosotros mismos.

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias. Creo que merece la pena ponerse en manos expertas para realizar un estudio de este tipo, sobre todo si corremos habitualmente, en personas mayores y en niños. En estos últimos, podemos prevenir la aparición de muchos problemas que en la edad adulta tienen difícil solución. Un saludo,

      Me gusta

  2. Muy interesante, Raquel, no muchas personas saben de la importancia de cuidar los pies y de los problemas que puede acarrear una mala pisada. Son los grandes olvidados y, sin embargo, ¿adónde iríamos sin ellos?

    Me gusta

  3. Raquel, me ha gustado y me ha interesado mucho. Muy bien escrito como no puede ser de otra forma tratándose de una experta periodista.

    Precisamente este verano he utilizao unos zapatos-zapatillas de Callagham Adaptation Totsl que los venden como ideales para caminar, no son baratos, y me han causado dolores en la piernas, desde las caderas. No tienen una pisada fija sino que la suela se expande y el efecto final es incluso desagradable. Les escribiré una carta explicándolo pues estoy descontento..

    Creo que has tratado un tema muy importante.

    José Mª

    Me gusta

    • Gracias José María. Hace unos meses me compré las plantillas de Dr. Sholl para correr y me han venido genial. De todas formas, si la suela, como dices, es inestable, deberías cambiar de calzado. Espero que atiendan adecuadamente a tu petición. Un saludo y gracias de nuevo por tus palabras,

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s